1 de agosto de 2014

Primera parada: Los Angeles (I)

¡¡Hola!!
Realmente creía que iba a tardar un poco más en ponerme a hacer las entradas, pero realmente lo tengo todo tan fresco que creo que si no empiezo ahora me voy a arrepentir.
Como ya os conté, he estado en USA este mes, y tengo que deciros que el viaje ha sido impresionante. Voy a intentar trasladar a este blog todas y cada una de las paradas de este periplo para poder compartirlas con vosotros, para tenerlas como recuerdo y diario de viaje, y para que os sirvan en caso de que este sea uno de vuestros próximos destinos.

Los Angeles: Hollywood y visión general
Tengo que reconocer que me cuesta la propia vida escribir el nombre de esta ciudad sin acento! Que ya, que ni se pronuncia ni se escribe en español (Sino “Los Ányeles”) pero cada vez que lo escribo y el corrector me lo marca en rojo, me da no sé qué ;-)
Nuestro hotel estaba situado justo detrás del paseo de la fama, en Hollywood. El hotel, el Hollywood Celebrity Hotel, está súper bien y os lo recomiendo muchísimo. El desayuno está incluido, la habitación era enorme (dos camas dobles) y tenía cocina y mesa para comer. La zona de día es perfecta, turística, a tope, y con muchísimo comercio. De noche no es quizá la mejor, pero tal y como se suele ver Los Angeles (de pasada, rápido, y con un punto de interés en cada punta de la ciudad) es una gran opción.
La primera tarde en L.A la utilizamos precisamente para los alrededores del hotel: Walk of fame, Kodak Theatre, Chinesse Theatre… La verdad es que es tal y como imaginas (bueno, realmente menos ostentoso de lo que la televisión te muestra) y es genial poder pasear en busca de la estrella de tus actores o actrices favoritos o imaginar que paseas la alfombra roja antes de la ceremonia de los Oscars. La zona no tiene mucho más: algunas vistas buenas del Hollywood Sign (el típico cartel de Hollywood que ves en la colina), muchos personajes salidos de películas a la espera de hacerse una foto contigo (como en Las Ramblas de Barcelona) y millones de turistas esperando el inicio de su Tour por L.A (es que en esta zona empiezan casi todos). Aun así, es una zona que no te puedes perder: amigos, es Hollywood.
Para cenar: allí hay uno de los muchos Mel’s Drive In que encuentras en California. Muy recomendable su hamburguesa y sus patatas twist :-D
Subo algunas fotos malas que tengo en el móvil de ese día porque ni me ha dado tiempo a sacarlas de la cámara. Más adelante podréis ver todas las del viaje e mi blog de fotos aquí.




Los Angeles es sumamente grande. De hecho, hasta que no estás allí no te das cuenta de lo grandísimas que son las distancias. Una de las cosas que más recomiendan es tener un coche alquilado para poder recorrerlo y, pese a que me parece una gran opción, no fue lo que yo hice. Saqué un bono tirado de precio (estaba en oferta) para el Bus Turístico de L.A. Tranquilos, no tenía ni la más mínima intención de recorrer Los Angeles en un bus turístico (respeto muchísimo a quién lo coge para ver toda la ciudad, pero a mí no me gusta ver las cosas desde arriba sin parar) pero me sirvió muchísimo como transporte entre puntos. Era un ticket que te permitía subir y bajar todas las veces que quisieras en sus paradas, y sus paradas eran precisamente los puntos de la ciudad que hay que visitar. Por tanto, era la clave cogerlo al lado del hotel y bajar en la zona que esa mañana o ese día quisieras visitar, y volver a utilizarlo cuando quisieras cambiar de zona. Es evidente que te sale un poco más caro que el transporte público, pero con la diferencia de que no va parando cada 3 metros. Por tanto, la duración de la distancia a recorrer se asemeja más a la que tienes con coche, que con transporte público. Para que os hagáis una idea, sin contar el tráfico y teniendo en cuenta la distancia, entre Hollywood/Walk of Fame y  la playa de Santa Mónica (dos puntos imprescindibles de L.A) hay una media hora en coche aproximadamente, y 1h30min en transporte público. Digamos que mi opción se quedaba en la mitad y fue suficiente y sin preocupación de aparcamiento. Además, si te apetecía, podías ponerte los cascos e ir recibiendo la explicación de los lugares que recorrías a cada momento, cosa que no estaba nada mal si pasabas por puntos en los que no tenías previsto parar por falta de tiempo. No recomiendo para nada subirse al autobús y hacer, únicamente, la ruta encima de él. Repito que genial como transporte entre puntos con algo de explicación, pero L.A, como cualquier ciudad, hay que vivirla.
Antes de ir a L.A ya hubo gente que me dijo que estaba “loca” por pasar allí 3 noches, que es una ciudad “que no tiene nada” y que se ve de pasada… Y una parte es cierta, no hay más de lo que te dicen que hay, pero cuando gastas tanto dinero en un viaje, yo creo que ya no te va de una noche más, y mucho menos si eso va a hacer que conozcas un poco más (y mejor) la ciudad en la que te encuentras. Si me apuras, te diría que incluso hubiera cogido una noche más aún, para así asegurar que no me dejé absolutamente nada.
La primera tarde, después de 13 horas de un vuelo Munich – Los Angeles, había sido realmente agotadora. Al día siguiente nos esperaban Beverly Hills y Santa Monica, y os aseguro que merecen una entrada sólo para ellos (y, realmente, una más trabajada que esta).
Que tengáis una feliz tarde!! Yo me moría de ganas de empezar a redactar… y este ha sido el resultado.
Besos!!

8 comentarios:

  1. Bienvenida de nuevooo! =D Qué ganas de seguir leyendo tu diario, es un país que tenemos muchísimas ganas de visitar, sobre todo la costa oeste!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! A ver si consigo que viajéis con la mente y que así tengáis más ganas de ir todavía!! :-D

      Eliminar
  2. Hola Laura muchas gracias por tu comentario. A seguir con eso viajes estupendo. Un saludo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita! :-D

      Eliminar
  3. este es uno de los viajes pendientes que tengo por hacer. espero más entradas ;-)

    besos
    Lauritina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita!! Pronto más entradas :-D

      Eliminar
  4. Olé! qué ganas tenía que volvieras para que nos contarás tu estupendo viaje =) y por lo que he leído ha sido una auténtica pasada ;)

    Acerca del bus turístico es normal que no lo quisieras para únicamente ver la ciudad, yo tampoco soy de cogerlos, me gusta patearme las ciudades, si que es verdad que si hay dos puntos lejanos es mejor coger transporte, pero ver los edificios y las cosas se ven a pie, o no es lo mismo. Un buen consejo saber que el ticket lo puedes "reutilizar" e ir cogiéndolo en diferentes paradas ;) así mucho mejor que coger el bus urbano.

    Muaks
    www.upciencia.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ha sido increíble!!! Mil gracias por comentar y por visitarme, Lorena :-D un abrazo!

      Eliminar